Ponme otra

40º no son un problema mientras el termómetro esté en el hígado. En la etiqueta pone J&B, pero puedes elegir cualquier otra cosa. No importa ni el sabor ni el dinero, lo único que importa es consumir. Todo el mundo lo hace porque es absurdo.

Una nueva Guerra Mundial se celebra todos los fines de semana, en la barra de cualquier bar. El hombre contra el alcohol. Al final, los perdedores somos siempre los mismos al descubrir a la mañana siguiente que la luz duele, que apenas puedes levantarte para comerle la oreja a la taza del váter y, en ocasiones tristemente y en otras alegremente, que ese amasijo de sábanas e ilusiones rotas es tu cama.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: